La ansiedad se puede controlar

En general, ante una amenaza o peligro, se produce una reacción que nos ayuda a enfrentarnos a la situación, por lo que cierto grado de ansiedad es necesario y saludable. También hay situaciones en la vida cotidiana en las que un grado de estrés nos sirve de estímulo para llevar las tareas a buen término, como realizar un examen, hacer una exposición en público, etc…

Pero cuando este síntoma se dispara sin causa aparente, o cuando se hace desproporcionado ante cualquier situación, la ansiedad puede afectar a la vida cotidiana y entonces constituye un problema.

En el desarrollo de la ansiedad intervienen tanto factores hereditarios y familiares, como neurobiológicos, psicológicos, sociales o culturales. Es decir, influyen la predisposición individual y también factores derivados del entorno.

 ansiedadcontrolar

Síntomas

Hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, pero la ansiedad generalizada y la angustia son dos de los más comunes. Estos dos trastornos se caracterizan por los siguientes síntomas:

  • Preocupación excesiva por acontecimientos o actividades de la vida cotidiana
  • Inquietud o impaciencia constantes.
  • Fatiga.
  • Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Alteraciones del sueño.
  • Temblores, sudoración y olas de calor.

 

El trastorno de angustia se caracteriza por la aparición de crisis de angustia que provocan:

  • Inquietud persistente por la posibilidad de tener más crisis.
  • Preocupación por las implicaciones de las crisis o sus consecuencias: perder el control, sufrir un infarto, volverse loco…
  • Cambios en el comportamiento relacionados con las crisis, como las llamadas conductas de evitación y la agorafobia
  • Ataque de pánico. Aparición repentina de miedo o malestar intenso que alcanza su punto máximo en los primeros 10 minutos, pudiendo durar hasta 1 o 2 horas, con síntomas físicos como sensación de ahogo, palpitaciones, náuseas, miedo a morir, etc…

 

Tratamiento de la ansiedad

Consiste en psicoterapia y medicación y usted puede llegar a controlarla mediante los objetivos:

  • Alivio de los síntomas y prevención de recaídas.
  • Reducción de la frecuencia, duración e intensidad de las crisis y conductas de evitación.

Articulos relacionados

Compártelo en