Cómo cuidar la salud en la oficina

0
124

Existe un grupo de recomendaciones sanitarias para cuidar la salud en los edificios de oficinas, sobre todo relacionadas con factores estructurales o en relación a los equipos electrónicos. En este tipo de trabajos son típicas las afecciones como fatiga muscular, dolor de espalda, fatiga ocular y problemas respiratorios y alérgicos.

salud oficina

Descansar la vista. Evitar fijar la mirada durante mucho tiempo seguido en la pantalla del ordenador. Realizar pausas cada 20 ó 30 minutos.

Evitar movimientos repetitivos. Si comienza a sentir cansancio o dolor en manos o brazos, cambie de tarea hasta que las molestias hayan remitido.

Ajuste del alumbrado. Las luces fluorescentes que parpadean producen dolor de cabeza y problemas de ansiedad. Una lámpara de mesa ajustable puede solucionar el problema.

Ajuste de la posición de trabajo. La altura de la mesa de trabajo debe permitir estar sentado de forma que los antebrazos formen un ángulo de 70 – 90º en relación al pecho. La pantalla debe estar integrada en un ángulo visual de 30 grados en relación a la línea de visión.

Regulación de temperatura. En las oficinas grandes no es posible ajustar la temperatura a gusto de todo el mundo, no obstante, pueden valorarse diversos factores como la humedad, la velocidad del aire acondicionado, o incluso la ropa utilizada.

Ajustar el asiento. La posición al estar sentado es la que más problemas causa en relación a dolores de espalda, de cervicales. La silla debe estar a la altura correcta que permita tener la parte inferior de le espalda apoyada en firme, mientras que la postura debe ser relajada y los pies apoyados en el suelo con la espalda recta. Si la silla es demasiado alta puede utilizarse un apoyo para los pies.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *