Consejos para saber envejecer

0
61

El proceso del envejecimiento como tal comienza en la edad madura, donde nos vamos preparando para la vejez. A partir de los sesenta años, se podría establecer un período más marcado de envejecimiento, pero permanecer joven no tiene edad. Se trata de adaptarse al presente y continuar teniendo proyectos y entusiasmo en la medida de las propias posibilidades.

saber envejecer

Cuidar el cuerpo

– Evitar la sobrecarga relativa a la obesidad. Cansa menos las articulaciones y previene problemas de espalda.

– Buenos hábitos alimenticios. Mantener una alimentación sencilla y variada sin excesos, repartida de forma equilibrada durante el día. También es necesario que sea rica en calcio.

– Evitar el tabaco y el alcohol, aunque beber vino de forma moderada no está contraindicado, siempre que el propio organismo lo tolere.

– Dormir el tiempo suficiente. Puede hacer pequeñas siestas durante el día, breves. Esto tiene un efecto positivo para estar en forma y recuperar energías.

– Mantener los músculos y las articulaciones en forma. Practicar todos los días un ejercicio, el que más guste, o dar un largo paseo.

– Procurar no excederse con los medicamentos. Tomar los que estén indicados por el médico, y sean estrictamente necesarios.

– Mantener la actividad sexual en la medida de los posible. Evita el atrofiamiento de las mucosas, y también aporta equilibrio. Recuerde que la sexualidad no es exclusiva de la juventud.

Cuidar la mente

– Mantener una actividad cerebral regular.

– El envejecer no necesariamente es sinónimo de deterioro cerebral o de pérdida de memoria. El cerebro puede crear nuevos circuitos y progresar en todo momento, aunque sea de forma más lenta.

– Es necesario cultivar la mente con actividades estimulantes. Conservar la curiosidad por lo que nos rodea y estar abiertos a las novedades ayuda a fijar objetivos y vivir con mayor alegría.

Cuidar el espíritu

– No aislarse

– Procure crear a su alrededor un ambiente afectivo y cálido, ya sea con familia o amigos.

– Mantenga estas sencillas pautas vitales con el propósito de hacerlas agradables y no por obligación.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *