En calorías, calidad sobre cantidad

1
64
5 de 1 valoraciones

Cuando se trata de perder peso, según un estudio de la Universidad de Harvard, el número de calorías consumidas no es necesariamente tan importante como la calidad de esas calorías. El tipo de calorías que el cuerpo incorpora puede afectar a la eficiencia con la que se quema la energía, lo que puede ser la clave para perder peso y mantenerlo equilibrado.

caloriascalidad

Los investigadores estudiaron a 21 adultos con sobrepeso y obesidad, cada uno de ellos fue puesto a dieta que para ayudarles a perder al menos el 12,5 por ciento de su peso corporal. Una vez logrado ese objetivo, para ayudarles a mantener esa pérdida de peso los investigadores colocaron a los participantes en un ciclo de tres dietas durante cuatro semanas.

Una de las dietas era baja en grasa, similar a la recomendada por la Asociación Americana del Corazón, para que los participantes redujeran su ingesta de grasas se hizo hincapié en el consumo de cereales y muchas frutas y verduras.

Otra dieta estuvo basada en el modelo de la Dieta Atkins, un plan en el que los participantes comieron más proteína y grasas, pero detuvieron severamente el consumo de panes, pastas y otros carbohidratos.

La última fue una dieta de bajo índice glucémico, un modelo basado en la regulación de los niveles de azúcar en sangre utilizado en muchos planes de dietas comerciales, como la dieta de la zona. El plan se centró en la calidad de los hidratos de carbono que comían. Se alentó a los participantes a sustituir algunos productos de cereales y vegetales con almidón por verduras, legumbres, frutas y alimentos ricos en grasas saludables.

Los resultados arrojaron que cuando hicieron dieta baja en grasas, los cuerpos quemaron menos calorías que los que estaban siguiendo las dietas bajas en carbohidratos o de bajo índice glucémico. Y la dieta baja en grasas cargó el cuerpo con algunos factores metabólicos que predijeron la recuperación del peso.

La dieta baja en carbohidratos parece ayudar a los participantes a quemar más calorías. Pero también aumentó algunos marcadores de estrés e inflamación en el cuerpo, tales como la hormona del estrés cortisol, factor de riesgo para enfermedad cardiovascular y otros problemas de salud.

Al final, los investigadores encontraron que la dieta de bajo índice glucémico había logrado el equilibrio adecuado para los participantes. Ayudó a las personas que hacen dieta a quemar más calorías, aunque no tanto como la dieta baja en carbohidratos, aunque no pareció aumentar los marcadores patógenos de estrés en el cuerpo.

Los resultados proporcionan evidencia fisiológica de un consenso cada vez mayor entre los médicos y especialistas en dietas: que las dietas bajas en grasa no son tan beneficiosas como muchos pensaban.

La dieta baja en grasa representaba una visión demasiado simplista a la hora de implementar un plan efectivo de pérdida de peso. En su lugar, los especialistas se centraron en la reducción de carbohidratos altamente procesados. El pan blanco, el arroz blanco y algunos cereales de desayuno, por ejemplo, hacen azúcar fácilmente absorbible, lo que lleva a un rápido aumento del azúcar en sangre después de una comida y puede causar estragos en la pérdida de peso.

Pero no todo el mundo favorece el plan de dieta de bajo índice glucémico. Los críticos argumentan que los estándares de nutrición están fuera de control en comparación con lo que la gente sabe que es más saludable, dando a los alimentos como dulces y refrescos calificaciones más saludables que las papas o el arroz. Se dice que el concepto es demasiado confuso para la mayoría de los consumidores a seguir para el largo plazo y que a través del mensaje de comer más cereales, frutas, verduras y alimentos ricos en fibra es más fácil de llegar a la gente.

El estudio no siguió a los pacientes en el largo plazo y los autores señalaron que es difícil decir si las personas que hicieron dieta se habrían mantenido en su peso fuera del entorno del estudio es altamente controlado.

En última instancia, los médicos coinciden en que las dietas equilibradas que eliminan la comida chatarra son los más saludables. Los mejores consejos de pérdida de peso se reduce a un simple mensaje: comer menos calorías de las que quema a través del ejercicio.

  • Consejos para bajar de peso luego de los 40 años

    Bajar de peso no es fácil pero a medida que pasan los años se hace aun más difícil debido …
Cargue Artículos Más Relacionados

1 comentario

  1. karls

    04/11/2014 a 03:21

    Hola, les pido ayuda para que me digan donde acudir ya que a mi novio le detectaron diabetes y a perdido muchisimo peso y esto lo esta deprimiendo mucho.
    Les agradecere su ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *