GABA, una ayuda natural para la ansiedad, estrés y presión mental

0
4,606

GABA o ácido gamma aminobutírico es un importante neurotransmisor inhibidor en el cerebro. Una deficiencia de GABA puede causar sentimientos de ansiedad e irritación.

¿Reconoce estos síntomas? Si es así, los suplementos de GABA podrían ayudarle.

Cuando existe una confusión interna, la toma de GABA nos hace menos susceptibles al estrés. Proporciona un mayor agarre y equilibrio en situaciones de estrés. Por otra parte, actúa mayoritariamente en pensamientos y sentimientos de irritación. Ideal en tiempos de emociones fuertes, exámenes, plazos de entrega ajustados y una vida familiar ocupada.

En términos de funcionamiento, el GABA inhibe la transmisión de señales a las terminaciones nerviosas y cumple así una función de guardián muy importante. El GABA está presente en alrededor de un 30 % de todas las células nerviosas y si se inhibe la síntesis se producen ataques convulsivos. El GABA es por lo tanto el «calmante» natural del cerebro.

Con el paso de los años bajan los niveles de GABA y la actividad de GABA es menor.

Además, favorece la liberación de la hormona del crecimiento (GH – growth hormone), una de las hormonas más importantes del cuerpo, que se produce y secreta en la glándula pituitaria o hipófisis. La GH es, entre otras cosas, importante para el desarrollo muscular y tiene también propiedades antienvejecimiento y muchas propiedades beneficiosas para la prevención de enfermedades.

GABA y Vitaminas B. La concentración y la memoria

Las vitaminas B se combinan a la perfección con el GABA (ácido gamma-aminobutírico). Las Vitaminas B apoyan el metabolismo de suministro de energía normal (B1, B2, B3, B5, B6, B12), son importantes para el sistema nervioso (B1, B2, B3, B6, B8, B12) y ayudan a mantener una buena concentración, memoria, rendimiento del aprendizaje y estado de ánimo (B1, B3, B6, B8, B11, B12). Además, la vitamina B1 es muy importante para la síntesis de GABA.

Cada vez más popular entre los deportistas
Un número creciente de atletas (de fuerza) utilizan GABA. Además de una buena concentración, también estimula la producción de la hormona del crecimiento (GH).

Principales cualidades de GABA:

  • Ayuda en momentos de ansiedad, estrés y presión mental
  • Ayuda a la mejora del dormir para un sueño saludable
  • Apto para cualquier persona que está experimentando malestar
  • Popular en actividad física y entrenamiento de fuerza, para mejorar el rendimiento

Quien se pueden beneficiar de tomar GABA:

  • Quienes sufren ansiedad.
  • Las personas deprimidas.
  • Los deportistas que quieran potenciar su musculatura.
  • Quienes padecen ataques de pánico.
  • Las personas con dificultades para tener un sueño reparador.
  • Quienes sufren epilepsia.
  • Las personas con la presión arterial alta.
  • Quienes siguen una dieta para perder peso.
  • Los enfermos de Parkinson.

El ácido gamma-aminobutírico (GABA) es un aminoácido no esencial y el neurotransmisor inhibidor más importante del sistema nervioso central (SNC). Los neurotransmisores son las sustancias mensajeras que posibilitan la comunicación entre las diferentes neuronas. En el cerebro hay un equilibro entre neurotransmisores estimulantes (excitantes) y desestimulantes (inhibidores). Cuando hay un exceso de actividad en las neuronas, el GABA garantiza el equilibrio natural inhibiendo su actividad. Inhibe los impulsos nerviosos, por así decirlo, y contribuye a un nivel óptimo de excitación. El GABA tiene un efecto regulador del estrés, por lo que también es reconocido como tranquilizante natural.

La concentración de neurotransmisores en el cerebro puede verse influenciada por diferentes factores, como la alimentación inadecuada, el estrés, los medicamentos como las benzodiacepinas y el alcohol y las drogas. Fuentes naturales son, por ejemplo, las habas, las verduras de hoja verde, los tomates, la soja, la cebolla, los huevos de corral y los frutos secos frescos y las semillas.

¿Como actúa el GABA?

El ácido gamma-aminobutírico (GABA) es un aminoácido no esencial y el neurotransmisor inhibidor más importante del sistema nervioso central (SNC). Los neurotransmisores son las sustancias mensajeras que posibilitan la comunicación entre las diferentes neuronas. En el cerebro hay un equilibro entre neurotransmisores estimulantes (excitantes) y desestimulantes (inhibidores). Cuando hay un exceso de actividad en las neuronas, el GABA garantiza el equilibrio natural inhibiendo su actividad. Inhibe los impulsos nerviosos, por así decirlo, y contribuye a un nivel óptimo de excitación. El GABA tiene un efecto regulador del estrés, por lo que también es reconocido como tranquilizante natural.

La concentración de neurotransmisores en el cerebro puede verse influenciada por diferentes factores, como la alimentación inadecuada, el estrés, los medicamentos como las benzodiacepinas y el alcohol y las drogas. Fuentes naturales son, por ejemplo, las habas, las verduras de hoja verde, los tomates, la soja, la cebolla, los huevos de corral y los frutos secos frescos y las semillas.

GABA en casos de estrés

Los síntomas de estrés, como dolor de cabeza, irritabilidad, problemas de concentración, hiperactividad, preocupación y similares, pueden aparecer por un funcionamiento inadecuado del GABA en el cerebro que hace que el neurotransmisor glutamato se vuelva hiperactivo. Al optimizar el nivel de GABA se inhibe esta hiperactividad y se produce un efecto tranquilizante. Varios estudios apuntan a que la ingesta oral de GABA posee un efecto calmante. Por ejemplo, en algunos estudios piloto en los que se evaluó el efecto de la ingesta oral de GABA de la mano de ondas cerebrales específicas, se percibió una disminución considerable en los síntomas de estrés y un aumento de la resistencia al estrés en los pacientes.

GABA en casos de trastornos de ansiedad

Se habla de trastorno de ansiedad cuando esta no está relacionada con las circunstancias. Tanto con animales como con personas se ha podido comprobar que cuando se inhibe el sistema gabaérgico en el cerebro, las probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad son mucho mayores. Una concentración óptima de GABA tiene un efecto ansiolítico porque este reduce la hiperexcitabilidad del SNC. Por tanto, muchos de los medicamentos que se prescriben normalmente, como las benzodiacepinas (agonistas del GABA), tienen un efecto mayoritario de refuerzo de la actividad del GABA, pero también tienen efectos secundarios indeseados como pérdida de concentración, aturdimiento y, si se usa de forma crónica, alta vulnerabilidad a las adicciones. Prescribir directamente GABA como suplemento alimenticio tiene la gran ventaja de carecer de estos efectos secundarios, pero posiblemente sea menos efectivo debido a la dificultad en atravesar la barrera hematoencefálica.

GABA en casos de trastornos de sueño

En el hipotálamo, la parte del cerebro implicada en los procesos de sueño, se encuentra gran parte de los receptores GABA. Hay una clara relación entre el insomnio y una baja concentración de GABA. La suplementación con GABA puede contribuir a una buena noche de descanso gracias a sus propiedades tranquilizantes y reguladoras del estrés.

GABA en casos de epilepsia

El sistema gabaérgico es responsable tanto de activar como de frenar los ataques epilépticos. Un funcionamiento mermado del sistema gabaérgico, con una alteración en la dirección de los neurotransmisores estimulantes, parece tener un papel importante en la aparición de actividad epiléptica. Además, en gran parte de los pacientes con epilepsia se forman anticuerpos contra la enzima GAD, lo que provoca que, por no fabricarse suficiente, la concentración de GABA baje demasiado. Es por ello que la mayoría de los antiepilépticos habituales se basan en mejorar el funcionamiento del GABA en el cerebro. También la célebre dieta cetogénica está dirigida a mejorar la actividad del GABA. Se ha visto en estudios que la suplementación oral con GABA puede reducir significativamente el número de ataques epilépticos. Sin embargo, también hay resultados de estudios que lo contradicen, por lo que no está aún del todo claro el mecanismo de acción del GABA en relación con la epilepsia. Lo que sí se viene aceptando hasta ahora es que reforzar el metabolismo del GABA es de vital importancia.

GABA en el deporte

El GABA se emplea también para estimular la producción de la hormona del crecimiento. Sobre todo en los deportes de fuerza es donde podría tener efectos positivos y donde tiene una gran aceptación popular. Al tomar GABA, sobre todo justo antes del entrenamiento, aumenta la concentración de la hormona del crecimiento inmunorreactiva (GHir) y la hormona del crecimiento inmunofuncional (GHif). Lo que aún se ignora es en qué medida contribuyen realmente la GHir y la GHif al aumento de la masa muscular.
contraindicaciones
El uso del GABA se desaconseja si se padece alguna enfermedad del corazón, el hígado, los pulmones o el sistema digestivo. En caso de hipersensibilidad deberá evitarse utilizar GABA.

Efectos secundarios

No se conoce ningún efecto secundario del GABA digno de mención. En algún caso se presentaron hormigueos. No se dispone de información científica del uso a largo plazo en altas dosis. El uso de altas concentraciones (5-10 gramos), como se da en los deportes de fuerza, puede afectar a la función endógena del páncreas.

Interacciones

No se conoce ningún efecto secundario del GABA digno de mención. En algún caso se presentaron hormigueos. No se dispone de información científica del uso a largo plazo en altas dosis. El uso de altas concentraciones (5-10 gramos), como se da en los deportes de fuerza, puede afectar a la función endógena del páncreas.

Dosis

La dosis diaria recomendada para adultos es:
Uso general: máximo 750 mg
Para trastornos de estrés y ansiedad: máximo 750 mg en 1-3 dosis
Para epilepsia: 1500-2500 mg al día
Para trastornos del sueño: 100-1000 mg antes de dormir
Para estimular la hormona del crecimiento: 1-5 gramos, ó 3 gramos justo antes del entrenamiento.

 

VER TODOS LOS SUPLEMENTOS DE GABA DISPONIBLES–> PULSA AQUÍ

 

Referencias
1    Abdou AM, Higashiguchi S, Horie K, Kim M, Hatta H, Yokogoshi H. Relaxation and immunity enhancement effects of gamma-aminobutyric acid (GABA) administration in humans.  Biofactors 2006;26(3):201-8
2    Benassi E, Besio G, Cupello A, Mainardi P, Patrone A, Rapallino MV, Vignolo L, Loeb CW. Evaluation of the mechanisms by which gamma-amino-butyric acid in association with phosphatidylserine exerts an antiepileptic effect in the rat. Neurochem Res 1992 Dec;17(12):1229-33
3    Cavagnini F, Pinto M, Dubini A, Invitti C, Cappelletti G, Polli EE. Effects of gamma aminobutyric acid (GABA) and muscimol on endocrine pancreatic function in man. Metabolism. 1982 Jan;31(1):73-7
4    Cocito L, Bianchetti A, Bossi L, Giberti L, Loeb C. GABA and phosphatidylserine in human photosensitivity : a pilot study. Epilepsy Res. 1994 Jan;17(1):49-53
5    GABA. http://examine.com/supplements/GABA
6    Jia F, Yue M, Chandra D, Keramidas A, Goldstein PA, Homanics GE, Harrison NL. Taurine is a potent activator of extrasynaptic GABA(A) receptors in the thalamus. J Neurosci 2008 Jan 2;28(1):106-15
7    Kalueff A, Nutt DJ. Theoretical/Review Article: Role of GABA in memory and anxiety Depression and Anxiety 4:100-110 (1996/1997)
8    Levy LM, Degnan AJ. GABA-Based Evaluation of Neurologic Conditions: MR Spectroscopy. AJNR AM J Neuroradiol 2013 Feb;34:259-65
9    Natural Standard. Gamma-aminobutyric (GABA). 2013
10    Powers ME, Yarrow JF, McCoy SC, Borst SE. Growth hormone isoform responses to GABA ingestion at rest and after exercise. Med Sci Sports Exerc. 2008 Jan;40(1):104-10
11    Song NY, Shi HB, Li CY, Yin SK. Interaction between taurine and GABA(A)/glycine receptors in neurons of the rat anteroventral cochlear nucleus. Brain Res. 2012 Sep 7;1472:1-10
12    Takeshima K, Yamatsu A, Yamashita Y, Watabe K, Horie N, Masuda K, Kim M. Subchronic toxicity evaluation of y-aminobutyric acid (GABA) in rats. Food Chem Toxicol. 2014  feb;12;68C:128-134
13    The Role of GABA in the pathogenesis and treatment of anxiety and other neuropsychiatric disorders http://www.vcu-cme.org/gaba/overview.html
14    Uetake K, Okumoto A, Tani N, Goto A, Tanaka T. Calming effect of orally administered y-aminobutyric acid in Shih Tzu dogs. Anim Sci J 2012 Dec;83;(12):796-8
15    Xie WY et al. Effect of y-aminobutyric acid on growth performance and immune function in chicks under beak trimming stress; Anim Sci J 2013;84(2):121-129
16    Alternative Medicine Review Volume 12, Number 3 September 2007
Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *