Potenciar las defensas en las cuatro estaciones

0
345

Las características propias de cada estación obligan al organismo a realizar una trabajo extra de adaptación. Con estas sencillas recomendaciones obtenemos más probabilidades de fortalecer nuestras defensas.

defensasestaciones

Primavera

Alergia o fiebre del heno. Se recomienda disminuir el contacto con el polen y aumentar el consumo de cítricos, también existe la opción de la vacunación.

Astenia primaveral. Afecta principalmente a mujeres de mediana edad. Seguir una dieta completa, dormir suficiente y hacer ejercicio son recomendaciones para superar este trastorno leve que remite cuando el cuerpo se adapta a los cambios de la estación.

Verano

Trastornos debidos a las modificaciones en los horarios de las comidas y rutinas, pasando por las alteraciones del sueño y la vigilia; también el calor en algunas zonas geográficas afecta el buen funcionamiento orgánico.

Se recomienda el consumo abundante de vegetales frescos y frutas de temporada. El agua de mar contiene sustancias como yodo, ozono e iones negativos que alivian los problemas de articulaciones, mejoran de la circulación y tienen efecto calmante.

Otoño

Debido al descenso de las temperaturas aumentan las probabilidades de dolencias como gripes o resfriados. Es recomendable seguir una pequeña dieta depurativa para eliminar toxinas y prevenir los procesos infecciosos.

Los días son más cortos y se reduce la producción de serotonina, lo que provoca un decaimiento anímico. Debido a la ansiedad puede haber mayor consumo alimenticio con aumento de peso. Es recomendable aprovechar las horas de luz para favorecer la asimilación de los nutrientes y combatir la depresión leve.

Invierno

El cuerpo necesita oxigenarse, por tanto un exceso de calefacción y el sedentarismo no son adecuados. Conviene moverse y practicar actividades al aire libre evitando los cambios bruscos de temperatura.

El clima frío suele ir acompañado de sequedad, por lo que conviene beber agua suficiente que también ayuda a disolver mucosidad. No hay que abusar de los antibióticos en caso de infecciones de tipo respiratorio.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *