Una actitud positiva ayuda a las sobrevivientes de cáncer a ejercitarse

0
22

Las sobrevivientes de cáncer de mama que creen en su capacidad para seguir adelante con un programa de ejercicios son más propensas a seguir ejercitando después de que finaliza su tratamiento, según un nuevo estudio.

cancer

Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (OSU) señalaron que la actividad física puede reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama y dijeron que las mujeres pueden aprender las habilidades necesarias para ayudarles a superar los obstáculos del ejercicio regular.

Según los investigadores, se les puede enseñar a las sobrevivientes de cáncer de mama cómo conseguir el apoyo de los demás y cómo identificar las barreras relacionadas con el ejercicio, así como proporcionar estrategias probadas para que puedan superar esas barreras.

Para las sobrevivientes de cáncer de mama, el ejercicio físico puede ayudar a aliviar los efectos secundarios comunes del tratamiento del cáncer, como la fatiga, la depresión y la pérdida de la fuerza muscular, según comentaron los investigadores.
Además, afirman que es especialmente importante reducir el aumento de peso al mínimo posible después del tratamiento del cáncer de mama debido a que un aumento de peso excesivo puede aumentar el riesgo de recurrencia del desarrollo de cáncer de mama.

Según los profesionales de salud, los instructores que supervisan los programas de ejercicios podrían ayudar a las sobrevivientes a desarrollar confianza en su capacidad para seguir trabajando por su cuenta.
Reemplazar una conducta problemática con una positiva, como dar un paseo cada vez que se siente estrés, es una estrategia que puede ser eficaz.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *